Inicio Inmigración #Inmigración–>»Dreamers» con récord delictivo pierden beneficios y serán deportados

#Inmigración–>»Dreamers» con récord delictivo pierden beneficios y serán deportados

597
Compartir

#Inmigración–>»Dreamers» con récord delictivo pierden beneficios y serán deportados

El joven mexicano Juan Manuel Montes, el dreamer deportado tan solo tres horas después de haber sido apresado por las autoridades de inmigración, no es el único. Durante el primer mes de la presidencia de Donald Trump, la autoridad de Inmigración deportó 42 jóvenes que fueron protegidos por el decreto presidencial DACA y perdieron los derechos por diversas razones, según cifras del Departamento de Seguridad Territorial, reveladas por el diario USA Today.

 

Durante la administración de Barack Obama se deportaron 364 de estos jóvenes, que entraron ilegalmente al país con sus padres cuando eran menores, aún después de que el expresidente adoptó el alivio migratorio, que debe ser renovado cada tres años. En la campaña electoral, Trump se manifestó contra estos jóvenes, aunque más tarde se manifestó abierto a tolerar la situación.

Entre los deportados se encuentra un porcentaje de jóvenes que no renovaron la protección migratoria; otros, como Montes, alegan que cumplieron con la fecha de renovación pero aun así fueron deportados.

De seguir este ritmo de dreamers deportados, la administración de Trump sobrepasará el promedio de siete al mes que sostuvo el Gobierno de Obama.

En el grupo de deportados se encuentran jóvenes con antecedentes penales, entre los cuales figuran miembros de pandillas, que por sus actos delictivos perdieron el derecho al alivio migratorio.

“Los vamos a sacar a todos, no va a quedar ningún miembro de pandillas”, dijo el presidente Trump la semana pasada, sin diferenciar los que están acogidos a DACA y los que no tienen antecedentes penales.

Los primeros permisos de estancia de los dreamers fueron otorgados en el año 2012 y se supone que ese grupo debiera renovar en el 2015, pero el Gobierno federal no han revelado esas cifras. Solamente informó que en el primer proceso se sumaron 750.000 jóvenes.

“Esto es una prueba más que la administración Trump está haciendo a toda persona sin documentos una prioridad de deportación”, comentó Ali Noorani, directora ejecutiva del Forum Nacional de Inmigración, una organización con sede en Washington DC que protege a los inmigrantes.

Según el decreto presidencial DACA, todo joven sin antecedentes penales que se encuentre estudiando o se haya licenciado de estudios superiores puede solicitar protección por dos años y dos años adicionales. Sin embargo, 1.488 jóvenes perdieron la protección del DACA por cometer delitos criminales durante el último año, incluyendo los meses finales de la presidencia de Obama.

Durante la administración Obama, 507 de estos jóvenes fueron autorizados a quedarse en Estados Unidos porque no cometieron delitos violentos y solos 365 fueron deportados. Bajo Trump, en estos tres meses, se ha deportado a 43 pero a 20 se les dejó quedarse en el país.

Importancia

Por otro lado, cerca de 1.500 economistas y expertos, incluyendo media docena de premios Nobel y una legión de altos funcionarios de pasadas administraciones estadounidenses, enviaron una carta abierta al presidente Donald Trump y a líderes del Congreso para reiterar la importancia de los inmigrantes en la economía del país e instaron a los legisladores a “modernizar” el sistema de inmigración de EEUU.

“Algunos de nosotros estamos a favor del mercado libre y hemos abogado por una mayor participación del Gobierno en la economía. Pero, en algunos temas estamos casi todos de acuerdo. Uno de esos tópicos es el beneficio económico que los inmigrantes aportan a este país”, afirmó la carta abierta.

Más adelante, los signatarios recuerdan que “en un momento en que la administración se prepara para proceder a la revisión de nuestras leyes de inmigración, les escribimos para expresar nuestro amplio consenso de que la inmigración es una de las más significativas ventajas de Estados Unidos en una economía global”.

Es más, “la inmigración, sin duda, tiene sus costos económicos, en especial para los estadounidenses que trabajan en algunas industrias y los que tienen un nivel bajo de escolaridad. Pero, los beneficios que la inmigración aporta a la sociedad sobrepasan esos costos”.

La carta, que fue coordinada por los grupos conservadores American Action Forum y New American Economy, incluye una amalgama de firmas de ambos partidos y abarca a asesores económicos y funcionarios que trabajaron bajo las administraciones de Ronald Reagan, George H. W. Bush, Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama.

La misiva identifica cuatro aspectos en los cuales la inmigración es beneficiosa para los estadounidenses. Primero, aporta empresarios que comienzan nuevos negocios y contratan trabajadores estadounidenses. También atrae trabajadores jóvenes que contribuyen al enorme plan de retiro que significa la era baby boomers.

Además, la inmigración se nutre de un sinfín de capacidades y manualidades que mantiene nuestra fuerza de trabajo actualizada, ayuda al crecimiento de las empresas e incrementa la productividad de los trabajadores estadounidenses.

“Los inmigrantes tienen la tendencia de trabajar en sectores como la innovación, ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, que crean productos que mejoran la calidad de vida y conducen al crecimiento económico”, afirmaron los firmantes

Diario las Americas