Inicio Videos Crisis en Venezuela obliga a muchos venezolanos a vender sus ...

Crisis en Venezuela obliga a muchos venezolanos a vender sus vehículos

253
Compartir

Caracas, 29 de septiembre.- Uno de los efectos de la crisis económica que atraviesa Venezuela, es la carga que supone la venta, compra y mantenimiento de un vehículo personal. Tener un carro, se ha convertido en un verdadero lujo, puesto que la escasez de repuestos y su venta en dólares, hace que adquirir cualquier autoparte, sea una tarea casi imposible.

Es esta, una de las principales razones, por las que muchos optan por la venta de sus vehículos, pero esta transacción tampoco resulta del todo fácil para los vendedores, puesto que los altos costos en los que cifran los autos usados, son casi impagables para un trabajador promedio de salario mínimo. En las redes sociales y otras páginas online, se pueden hallar los costos de vehículos en territorio nacional.

En dólares o en bolívares, último modelo o de hace 20 años, lo cierto es, que ninguno es vendido a un costo menor de los Bs. 20 millones, lo que, para un asalariado mínimo, supone 146 meses o 12 años de ahorro neto de su sueldo.

¿Y los créditos bancarios?

De acuerdo con un seriado de reportes de Venelogía, para el año 2009, entidades bancarias privadas y públicas, beneficiaban a sus clientes con créditos para autos usados, los cuales, cubrían hasta una tasa del 70% del monto. Asimismo, ofrecían tiempos de pago hasta de cuatro años. Sin embargo, actualmente, quienes deseen obtener un crédito para adquirir un vehículo, deberán resignarse con el recuerdo de que alguna vez existieron.

Actualmente, ni la banca privada ni la banca pública, ofrecen préstamos para la compra de vehículos. Algunas entidades públicas, ofrecen “créditos personales”, por los cuales el beneficiario recibe hasta 10 millones de bolívares, dependiendo de su ingreso monetario mensual, para cancelar en un periodo de cinco años.

Una fuente, que prefirió mantenerse en el anonimato, reveló a El Cooperante que estos créditos solo son otorgados “bajo cuerda”, puesto que a los bancos no les conviene prestar dinero que pierde su valor constantemente. “Te ofrecen un ‘crédito personal’ para que compres con eso lo que quieras, pero para que tengas oportunidad de recibirlo, tienes que ‘darle algo’ al que te procese el trámite, sin embargo, es muy difícil que te lo aprueben. A casi nadie se lo dan”, relató la fuente a esta redacción.

No obstante, hay bancos que aún ofrecen el servicio vía online e incluso, permiten calcular el monto a cancelar mensualmente en caso de que la financiación sea aprobada. Por un préstamo de 30 millones de bolívares, el Banco de Venezuela, impone una cuota mensual de 863.038,97 bolívares mensuales por 60 meses, monto que incluye los intereses, y que se traduce en seis veces el salario mínimo actual, que cifra en 137 mil bolívares. Un monto excesivo para alguien que solo cuente con esta entrada mensual.

Los que venden para migrar

También está el caso de los que venden su vehículo porque desean irse del país. Desde 2013, la diáspora de venezolanos hacia el extranjero, se ha convertido en “una opción”, para quienes desean surgir profesional y económicamente, así como para quienes han sido víctima de la delincuencia, y temen por su vida en territorio nacional.

Esteban Gutiérrez, un joven que decidió marcharse a España para hacer vida en ese país, vendió su apartamento, ubicado en Quinta Crespo, y su carro, para tener dinero al llegar al viejo continente. Así como Esteban, muchos jóvenes optan por la venta de sus vehículos, ya sea para costear el pasaje o para tener algo de dinero para establecerse en su nuevo destino.

Los que venden por temor al hampa

De igual modo, hay quienes tras haber sufrido episodios traumáticos a causa del hampa, deciden vender sus autos y simplemente “andar a pie”. La delincuencia que azota al país, genera que los poseedores de estos bienes, opten por su venta debido al temor de ser abordados por delincuentes y perder la vida en el encuentro.

De acuerdo con cifras extraoficiales, desde enero hasta septiembre de 2016, 48.450 vehículos fueron robados o hurtados, mientras que para 2017, se previó que 179 automóviles serían tomados diariamente por bandas delictivas, lo que supone un promedio de robo o hurto, cada nueve minutos.