Inicio Qué está pasando Yon Goicoechea con boleta de excarcelación lista y aún continúa en el...

Yon Goicoechea con boleta de excarcelación lista y aún continúa en el Sebin

413
Compartir

Yon Goicoechea fue una de las figuras prominentes de las protestas estudiantiles de 2007 contra el cierre del canal RCTV y luego contra la reforma constitucional que adelantaba el presidente Hugo Chávez.

En 2013 decidió irse del país para mejorar sus estudios académicos y dar mayor estabilidad a su familia. Hace un año regresó al país y se inscribió en las filas del partido Voluntad Popular, pues comulgaba con los ideales de la organización plasmados bajo la lucha no violenta.

El 29 de agosto de 2016, Goicoechea fue detenido por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional en la urbanización La Trinidad. Ese mismo día, el diputado oficialista Diosdado Cabello anunció que «fue detenido Yon Goicoechea y le encontraron cordones detonantes».

El 31 de agosto, el Ministro de Interior y Justicia Néstor Reverol, informó públicamente que a Goicoechea «se le incautaron dos cilindros de 5 cm de material explosivo, explosivo del cordón detonante, 1.325 gramos de material explosivo y material subversivo».

Reverol vinculó a Voluntad Popular, con supuestos hechos de desestabilización. Hasta ese momento, ni los familiares o abogados de Goicoechea habían tenido contacto con él y desconocían su paradero, por lo que introdujeron un recurso de amparo constitucional de “Habeas Corpus» ante el Tribunal de Control 23 de Caracas.

Goicoechea fue presentado en tribunales, “tras más de 56 horas incomunicado», como lo denunció su abogado Nizar El Fakih, quien también cuestionó la veracidad de las supuestas pruebas encontradas y expresó que su retención por parte de funcionarios del Estado «se hizo de manera irregular».

El tribunal que lleva el caso del activista político les concedió la razón a sus abogados. Desde el 20 de octubre de 2016, existe una resolución judicial en la que se reconoce que se han cumplido todos los requisitos para su excarcelación, pues el Ministerio Público no encontró elementos suficientes para acusarlo de ningún delito.

La cárcel

A casi un año de haberse firmado su boleta de excarcelación, la prisión de Goicoechea no ha cambiado. «Debo presenciar torturas con electricidad y otros mecanismos en razón de dos o tres veces por semana», relata Goicoechea en una carta que entregó a sus familiares en septiembre de 2017.

Tras su ingreso, añade, fue internado en una celda de castigo «sin ventilación ni aseo». «En el suelo había comida con gusanos y ropa con excrementos de algún preso previo. La sensación es lo más parecido a ser enterrado vivo».

El abogado Bernardo Pulido explicó que el Helicoide como centro de reclusión viola todas las normas internacionales. “El Helicoide no es una cárcel sino un centro de tortura donde no hay condiciones aptas para tener a las personas privadas de libertad. No tiene luz natural, no tiene ventilación, ni espacios acondicionados, y donde se registra hacinamiento en sus calabozos”.

La esposa del activista político, Rosaura Valentini, ha denunciado que debido a las condiciones de reclusión la salud de Goicoechea se ha agravado. Padece de problemas de tensión e insomnio que no han sido atendidos por un médico.

El 11 de septiembre, denunció ante la Organización de Naciones Unidas las condiciones de su reclusión y de otros presos políticos, además de solicitar la intervención de esa instancia para lograr su liberación.

El caso de Goicoechea es mencionado expresamente en una campaña contra detenciones arbitrarias en Venezuela de Amnistía Internacional. El organismo humanitario lo incluye como ejemplo de casos en los que se limita el contacto del detenido con familiares o abogados, poniéndolo «en alto riesgo de sufrir graves violaciones de sus derechos humanos, incluyendo torturas y malos tratos».

El 11 de julio, el entonces defensor del Pueblo, Tarek William Saab, pidió la liberación del opositor venezolano. “Hemos recomendado y solicitado que en el caso de los ciudadanos con boletas de excarcelación emitidas por tribunales de la causa a estos le sean otorgadas las medidas de libertad a que haya lugar en estricto respeto a nuestra legislación”.

Saab citó también el caso de los 14 policías de Chacao que fueron vinculados con el homicidio de un periodista chavista y permanecen entre rejas pese a que un tribunal dictó hace más de un año sus órdenes de excarcelación.

Pero las ideas de Saab, designado por la Asamblea Constituyente como Fiscal General, parecen haber cambiado, pues ahora aduce que esos casos deben investigarse nuevamente para dictaminar si procede su excarcelación.