Inicio Internacionales Repatriación de 75 cubanos indocumentados que quedaron varados en Panamá

Repatriación de 75 cubanos indocumentados que quedaron varados en Panamá

643
Compartir

Este lunes comenzó el proceso de repatriación de 75 migrantes indocumentados que quedaron varados en Panamá tras el fin de la política pies seco, pies mojados.

Los cubanos aceptaron la propuesta del gobierno panameño de regresar a su país a cambio de apoyo económico y la promesa de un visado para regresar legalmente al país centroamericano, pero algunos dicen sentirse “traicionados” porque a los primeros deportados no se les dio la cita en el consulado.

“Nos sentimos traicionados por Panamá porque enviaron a los primeros dos emigrantes a Cuba y no les dieron la pre cita en el consulado de La Habana”, dice vía telefónica uno de los cubanos que ha pedido permanecer en el anonimato por temor a represalias.

Este lunes una pareja de cubanos fue repatriada a la isla y según el viceministro de seguridad, Jonathan Del Rosario, se le entregó la ayuda económica para que puedan recomenzar su vida en la isla como cuentapropistas. Con respecto a la citación, la pareja dice que solamente les entregaron los números de teléfono del consulado de Panamá en La Habana y no una cita como había dicho el viceministro.

“Yo soy un hombre de palabra. Todo cuanto hemos prometido lo vamos a cumplir”, dijo Del Rosario a el Nuevo Herald desde Ciudad de Panamá.

 

Según el viceministro, la precita es un registro que demuestra que los migrantes han cumplido con la promesa de volver a Cuba. “El listado de quienes regresen será transmitido al consulado a través de la Cancillería”, explicó.

“Tenemos que tener paciencia y confianza porque todo lo que hemos prometido se ha cumplido a través del tiempo”, agregó.

Los primeros cubanos repatriados fueron los que más tiempo habían permanecido fuera de su país. Según los familiares de ambos migrantes, que residen en La Habana, el viaje fue acorde a lo previsto y se encuentran ahora “reencontrándose con la familia”.

“He sido muy claro, muy honesto y muy franco. No veo cuáles son las suspicacias de los migrantes. Aquellos que se porten mal, que se pongan rebeldes pasarán del albergue de Gualaca al de migración para su deportación”, aseveró el viceministro, quien lamentó que el proceso de repatriaciones pueda correr riesgo por el desespero de algunos isleños.

Hasta ahora, ningún otro migrante ha sido enviado de vuelta a Cuba debido a que es la administración panameña la que paga los pasajes y el apoyo económico, algo para lo que todavía se encuentran organizando el presupuesto. «Es un proceso complejo que requiere de tiempo», explicó Del Rosario.

Mientras tanto, menos de dos decenas de cubanos organizaron este martes una conferencia de prensa a las afueras del campamento de Gualaca, en la provincia de Chiriquí para “denunciar” ante la prensa haber sido víctimas de un “engaño”.